jueves, 24 de junio de 2010

Otra discordancia

Debió decir: "Motocicletas donadas". Y si eso no es un error no sé qué más pueda serlo.
En el cuerpo de la noticia escribe primero "gobierno regional" en minúscula y luego "Gobierno Regional" en mayúscula, como debe ser por tratarse del nombre propio de una institución pública. Es un error de redacción que haya repetido de todos modos esa mención porque si así fue debió decir que "el Gobierno Regional ha dotado de combustible a las cuarenta motocicletas que donó para el resguardo de la ciudad".
Es más elegante escribir cifras así con letras que con números. No se trata de un examen de matemáticas sino de una noticia periodística y la cantidad es bastante redonda como para interrumpir el discurso lingüístico con una cifra aritmética.

jueves, 17 de junio de 2010

Hipérbaton furioso

Del titular en el ángulo oscuro se halla un desorden que no es nada comparado con los errores que vienen después. Hay una discordancia en el primer párrafo cuando dice que "deberán estar en funcionamiento" y se refiere a "el sistema de aprovechamiento de energía eólica". En el segundo párrafo utiliza un indefinido que no queda nada claro: "cuando sepan de la misma que debe brindar" y no sabemos si se trata de la inversión eólica mencionada antes o de la de etanol señalada después... Y eso de que "debe brindar" es una hipótesis que hasta ahora, pasados dos o tres años ha quedado en nada. Parece que iba a decir "la misma que viste y calza" pero aquí hubiera calzado mejor si dijera "la que podría brindar..."
Luego utiliza el relativo quienes cuando debió usar que, porque se trata de una proposición especificativa y finalmente comete una redundancia al hablar de un futuro nuevo, como si pudiera haber uno ya usado.
Ya se ve que cuando se empieza mal, se termina peor.

miércoles, 9 de junio de 2010

Nominalización en problemas

El idioma castellano posee una serie de sufijos con los que puede nominalizar los verbos, y a partir de voces como cantar, cuestionar o pertenecer puede formar los sustantivos canción, cuestionamiento o pertenencia. En algunas ocasiones la solución no resulta homogénea para todos los ámbitos, y así en España se dice planteamiento y significación cuando en América se dice planteo y significancia.
El periodista ha tratado de referirse a las declaraciones del congresista Negreiros nominalizando la información, pero acumula demasiados términos con el mismo sufijo en una cacofonía algo incómoda: modernización con participación de las fuerzas de la producción.
Y a continuación evita ese procedimiento y acude a un recurso que cumple en parte ese cometido, que no es otro que los infinitivos verbales: concertar para desarrollar. Podría haber dicho concertación para el desarrollo y con ello se hubiera evitado un embrollo gramatical atroz, porque la estructura gramatical apenas soporta que todo ese segmento se subordine al adjetivo: indispensables de concertar para desarrollar.
No es que no pueda en castellano modificar a un adjetivo (como adyacente) un infinitivo funcionalmente sustantivado mediante una preposición como ocurre en frases como facil de resolver, difícil de decidir, abierto a dialogar, cansado de trabajar, pero ciertamente esa posibilidad es algo limitada a adjetivos calificativos más usuales, y no parece posible que un mismo adjetivo sea modificado por dos infinitivos con funciones semánticas diferentes.
Hubiera sido más correcto decir: cuya concertación es indispensable para desarrollar los servicios portuarios. Pero he aquí propicio el relativo posesivo, cuyo manejo está tan descuidado en estos tiempos en que sólo los valientes quieren enseñar gramática.