viernes, 11 de febrero de 2011

No cuadra el distributivo

En una ocasión anterior ya expresamos nuestro pesar por la desaparición de "sendos" y es que parece que ya no se usa o se usa mal por la dificultad de su significado distributivo "uno cada uno" o más bien por la falta de hábito lector y la pobreza de las lecciones gramaticales de nuestros modernos sistemas escolares. Aquí todo parece estar bien: "Tres heridos dejan sendos accidentes", impecable. "Tres personas resultaron heridas la mañana de ayer tras producirse sendos accidentes de tránsito en diferentes puntos de la ciudad", inmejorable. Pero el gorrito ya nos mosquea y como el que avisa no es traidor pronto advertimos que el periodista se refiere a dos sucesos solamente: un despiste y un atropello. El primero sólo afectó al protagonista motorizado, mientras que en el segundo resultaron contusionados la motociclista y un pobre adulto mayor que fue arrollado por el ciclomotor pero luego se negó a ser atendido.
Las cuentas no salen, porque "sendos accidentes" significaría que fueron tres los que ocasionaron los heridos: uno en cada uno. Pero resulta que fue uno en el primero y dos en el segundo y la pobre gramática se desmaya del espanto. Debió escribir que fueron tres los heridos en dos accidentes.
Debemos consolarnos con que el último enunciado acierta en el empleo del numeral plural: "Los heridos de ambos accidentes fueron auxiliados por el Serenazgo." Se puede decir aquí "ambos" porque fueron dos, independientemente del número de auxiliados, que no son "sendos" porque fueron tres. A ver si además de números aprendemos con esto un poco más de gramática. Y de anatomía, porque con toda frescura el periodista diagnostica "fractura de húmero de la pierna derecha", cuando el húmero es justo el hueso que se junta al hombro, que por ahí va la etimología.