viernes, 10 de agosto de 2012

Discordancias institucionales


Tal vez la regla gramatical de más amplio espectro sea la que exige concordancia entre sujeto y predicado, pues se aplica inmediatamente en todos los enunciados, pero también puede ser la que más infracciones recibe.
He detectado varios casos en que el sujeto es el nombre propio o hace referencia a alguna entidad institucional y de alguna manera es también una especie de concordancia "ad sensu" , como decía la gramática tradicional, tal vez interferida de la costumbre reporteril de poner primero la fuente de donde se obtiene la noticia seguida de dos puntos ("Savia: anuncian nuevas..."). O tal vez por la costumbre de usar el plural de cortesía en los anuncios institucionales: "destinaremos", "reduciremos"... Sea como fuere, lo vemos con cierta frecuencia en los titulares periodísticos y habría que hacer un esfuerzo por corregir estos usos:


Como se puede ver, la estructura siempre es la misma: luego del nombre o la referencia institucional se sitúa el verbo transitivo que indica la acción que van a tomar en plural aunque la referencia sea singular.